Cuando instala una cerradura en su hogar, está dando un claro mensaje de protección a su propiedad, pero antes de instalar una cerradura mecánica, es importante que obtenga algunas nociones básicas de este importante accesorio de seguridad.

 

Qué es una cerradura, y cuál es su función

Una cerradura es un accesorio metálico, cuyo mecanismo tiene la función de limitar el acceso a un determinado espacio, puede tratarse de un inmueble o un mueble.

Existe gran cantidad de cerraduras para cumplir esta función protectora, para elegir la cerradura ideal, es necesario consultar con un cerrajero de confianza, quien considerará sus necesidades y expectativas, para ofrecer la mejor opción.

De acuerdo a su mecanismo, las cerraduras pueden ser mecánicas o electrónicas, en esta oportunidad conocerá toda la información pertinente de las cerraduras mecánicas.

 

Cerradura mecánica. Concepto y partes que la conforman

Es el primer tipo de cerraduras que fueron patentadas y creadas en serie, y consiste en un mecanismo metálico que se instala generalmente en puertas y ventanas, con la finalidad de cerrarlas de manera tal, que solamente puedan ser abiertas utilizando una llave específica.

Al momento de girar la llave, dependiendo de la manera de hacerlo, estará abriendo o cerrando la cerradura, para conocer mejor este magnífico mecanismo, a continuación conocerá mejor este sistema.

  • Pomo: También se conoce como manilla, manija, agarrador. Permite accionar el mecanismo de la cerradura al hacerla girar, generalmente con la mano o directamente con la llave.
  • Cilindro, bombillo o bombín: Se trata de una pieza alargada, con forma cilíndrica. Posee una abertura en su parte frontal, se conoce como bocallave, es donde se introduce la llave para liberar el pestillo. Cada cilindro contiene en su interior una serie de pines, que son los encargados de bloquear el cilindro, evitando que éste gire, hasta introducir la llave indicada.
  • Tambor: Es la caja o cuerpo de la cerradura, y dentro de ella se encuentra el cilindro, por lo tanto el tambor tiene la misma cantidad de pines que el cilindro, ensamblados perfectamente y presionados por un resorte.
  • Pestillo: Se trata de una pieza metálica que se libera al girar la llave en la cerradura; esta pieza puede clasificarse como pestillo resbalón, es la que tiene forma de cuña, y al empujar la puerta, se cierra sin necesidad de utilizar la llave.

Por otra parte está el pestillo paletón, el cual es recto, y sale o entra de la cerradura con ayuda de la llave.

  • Cerradero: Consiste en una pieza metálica que está separada de la caja de la cerradura, y es donde se introduce el pestillo.

 

Conoce las ventajas de las cerraduras mecánicas

Diariamente se puede observar evolución en muchos aspectos de la vida, y las cerraduras no escapan de ello, en la actualidad existe una amplia gama de cerraduras, incluso en el mercado se encuentran las digitales.

Cabe destacar que, aun existiendo el mayor avance de la tecnología con las cerraduras digitales, las mecánicas aún son accesorios que son recomendados por cualquier cerrajero profesional, por lo tanto aún se comercializan, y es por las siguientes razones:

  • Este tipo de cerraduras no presentas fallas eléctricas.
  • No requieren actualizaciones frecuentes, ni mantenimientos tan frecuentes.
  • Una cerradura mecánica tiene una vida útil promedio de 10 años, gracias a que son elaboradas en material resistente.