Estos elementos suelen pasar desapercibidos en su hogar, sin embargo en algún momento puede ser importante conocer cómo elegir la bisagra ideal para un determinado mueble, ventana e incluso puerta de su vivienda.

Qué es una bisagra

Una bisagra es un elemento utilizado por un cerrajero en Alhaurin para instalar las puertas, generalmente metálico, que tiene la capacidad de girar en un eje que une dos piezas, una a cada lado de la bisagra.

Las bisagras están elaboradas principalmente en materiales como acero niquelado, acero inoxidable, latón, entre otros metales.

La bisagra se compone principalmente por dos partes:

  • Dos herrajes, se tratan de las partes fijas de la bisagra, y suelen ser dos láminas que se instalan en las partes que se desean unir.
  • Un gozne, cuya función es la de ser el eje que une ambos herrajes, y permite el movimiento de los herrajes.

Tipos de bisagras

Existen diversos tipos de bisagras, cada uno tiene un uso específico, siendo los principales tipos de bisagras los siguientes:

  • Bisagra con muelle: El mecanismo de este tipo de bisagra permite que se cierre sólo.
  • Bisagra con eje desplazado: Se utiliza para muebles invisibles, permitiendo un ángulo de 180° como apertura.
  • Bisagra de piano: Se instalan en baúles, cofres y similares. Son rectangulares y de gran longitud, pero se pueden recortar de acuerdo a las necesidades.
  • Bisagra con tope: Limita el ángulo de apertura del mecanismo.
  • Bisagra de fricción: Permite mantener el sistema abierto, sin necesidad de utilizar otro accesorio.
  • Bisagra oculta: Se utilizan en los armarios, y es que permite que cuando la puerta esté cerrada, no se puede ver desde el exterior.
  • Bisagra de sable: Consiste en una bisagra fina, normalmente elaborada en latón, y posee un extremo redondeado. Los eslabones también son herrajes de rotación que se utilizaban en las antiguas puertas de armarios.
  • Bisagra acodada: Es una variación de la bisagra desplazada, con la diferencia de que su desplazamiento es gracias a un herraje acodado.
  • Bisagra americana: Es una de las bisagras más populares, su instalación es a través de los tornillos o el fresado.
  • Bisagra compás: La apertura ocurre horizontalmente, de arriba hacia abajo.
  • Bisagra soldada: Son las que se utilizan en soportes de hierro.

Qué considerar al momento de elegir una bisagra para su hogar

Existen diferentes aspectos que se deben considerar al momento de elegir una bisagra para su hogar, generalmente esta elección la realiza el cerrajero de sarria, sin embargo, si usted desea realizar la instalación de este elemento, considere estas observaciones:

Bisagras para puertas: Si se trata de una puerta exterior, considere los efectos corrosivos propios del clima: lluvia, sol, salinidad costera, humedad. En este sentido la sugerencia son las bisagras de materiales como: acero, bronce, acero inoxidable.

Preferiblemente que las bisagras hayan sido sometidas a un baño de algún metal anticorrosivo y antioxidante, como lo es el baño de zinc.

Bisagras para un portón: Las bisagras deben soportar un gran peso, y con un gran sentido estético, pueden ser bisagras tipo T, alcayatas, bisagras pomel.

Bisagras para mobiliario: En este sentido pueden ser utilizadas las bisagras de libro, pero si se trata de mobiliario más elegante, las bisagras ocultas son ideales.

Bisagras para manualidades: Las manualidades no requieren bisagras muy fuertes, existen unas bisagras para artesanías. Por otra parte, si se trata de un baúl o un cofre, pueden instalarse bisagras de libro.

Al momento de adquirir las bisagras, recuerde que para mayor seguridad, indique cuál va a ser su uso, de esta manera, las personas indicadas le señalarán las mejores opciones.